WhatsApp 601 27 68 22 - Tel. 942 33 99 59

Yoga

¿Qué es el yoga?

 

Consiste en la realización de determinados ejercicios o posturas denominados asanas, facilitan la circulación, favorecen el sistem locomotor y dotan de elasticidad a la columna, músculos, tendones y nervios.

El yoga puede ser de tres clases: Hatha Yoga, Prana Yoga y Radja Yoga.

 

 

Yoga físico (Hatha Yoga)

 

Es la modalidad de yoga más conocida en Occidente.

La gama de asanas es muy variada, con el fin de alcanzar a todo el cuerpo, abasteciendo de sangre a todo el organismo, favoreciendo el sistema locomotor y dotando de elasticidad a la columna vertebral, a los músculos, a los tendones, articulaciones y nervios, previniendo el envejecimiento prematuro y manteniendo el cuerpo flexible y resistente.

Estos ejercicios, también proporcionan un suave masaje sobre los órganos, vísceras y glándulas, ejerciendo una acción beneficiosa sobre el aparato circulatorio, respiratorio, digestivo, endocrino y nervioso, revitalizando todo el organismo.

La mayoría de las posturas básicas pueden ser realizadas por todas las personas, sin importar su edad o condición física, ya que no se trata de un ejercicio competitivo, sino que cada uno efectúa la postura hasta un límite razonable y con ello ya obtiene todos sus beneficios.

 

 

Técnicas de respiración (Prana Yoga)

 

La respiración es la función fisiológica más importante para vivir, pues con el oxígeno que aporta, se realizan y mantienen todas las funciones corporales y orgánicas. El Prana Yoga se enfoca en los ejercicios y técnicas de respiración.

El aire es el principal elemento que la célula precisa para vivir, su principal alimento y fuente de vida y energía.

Podemos entender la importancia vital de la respiración al observar que es posible vivir unos 40 días sin comer, 3 sin beber, pero tan sólo unos minutos sin respirar…

No respirar correctamente puede provocar serios trastornos físicos y desequilibrios emocionales, nerviosos y mentales.

Respirando correctamente se controla el estado mental, emocional, la angustia, la ansiedad y los problemas nerviosos. Se potencia y favorece la atención mental, aportando mayor lucidez y autodominio.

Genera una profunda oxigenación de la sangre y de las células, tonificando y rejuveneciendo todo el organismo. Al ejercer una acción beneficiosa sobre todo el organismo, estimula el sistema inmunológico, aumentando las defensas energéticas, físicas y mentales.

 

 

Yoga mental (Radja Yoga)

 

Las múltiples posibilidades, ocupaciones y necesidades creadas son algunas de las principales causas de desequilibrios y enfermedades que agobian a muchas personas.

Demasiada competitividad, preocupaciones y la pésima costumbre de “llevarse los problemas a la cama” impiden al cerebro provocar el mecanismo natural del sueño fisiológico, originan la falta del necesario descanso, obligando al organismo a mantener un permanente nivel de estrés, necesario para “aguantar el ritmo”.

Este constante estado de alerta, puede desencadenar graves desequilibrios físicos y emocionales como estados nerviosos, ansiedad y depresión, etc.

En esta parte del Yoga aprendemos a relajarnos, tanto a nivel físico como a nivel mental. Todas estas técnicas las implementaremos con otras encaminadas al desarrollo personal y aumento de la autoestima.

Así, poco a poco iremos practicando y desarrollando temas como actitud mental positiva, el poder del pensamiento positivo, visualización creativa y curativa, el subconsciente, la mente superior y el yo interno, autocontrol mental-emocional, el poder terapéutico de la autosugestión, etc.